Kuren Quiere decir grulla en Japonés, es un animal, que representa todos los valores que percibimos que nuestro target quiere revelar a la sociedad.

Sadako Sasaki (sobreviviente en Hiroshima) se transformó en un símbolo de la esperanza y tres años después de su muerte se erigió un monumento que representa a Sadako sosteniendo sobre su cabeza una gran grulla de origami.